Titulo EL DAÍMIO
Poesia

Al sentir los ramales de su fusta ferrada,

Relincha el belicoso caballo y se encabrita,

Y hace sonar el sable, que el movimiento agita,

La coraza de bronce, de adornos recamada.

 

Entre lacas y acero reluce su mirada

Cuando del limpio rostro la máscara se quita,

Y el volcán, en la bóveda de cinabrio infinita,

Levanta al cielo nieve, do ríe la alborada.

 

Pero el astro contempla que hacia el Este distante,

Alumbrando esa infausta mañana, tras un cerro,

Sobre el mar, va surgiendo como un orbe radiante;

 

Y para que sus ojos nada vean, con franca

Actitud, abre al punto su abanico de hierro,

Donde un sol se alza rojo, sobre la seda blanca.

 

 

       
Fecha 2009-09-25
 
 
Todos los derechos reservados
desarrollado por